Detrás del dolor

Los colores destellan el universo, pero hay tormentas en el desierto. No es algo tipico, pero de cierto modo parece que siempre estamos esperando, esperando personas, cosas, lugares, experiencias, y en un momento en una noche cualquiera ves llorar pausadamente, y no interrumpes. Detrás de ti sin que me veas, sin que me observes, tu dolor.



Tus ojos siguen caídos
Tu dolor llega hasta acá, 
Es algo que no se evita con el tiempo
Que no se esconde con agua en la cara
Que no se tapa con la sabana.

Tu perdida se siente de este lado
Tu llanto humedece mi rostro
Tu silencio en la almohada
Mi luna en soledad.

Yo sé la fecha de tu recuerdo
De la nostalgia de cada mes
Del abrazó que no está
De la foto que quedo colgada en tu corazón. 

Yo guardo silencios tuyos
Palabras que no te he dicho aún
Letras que no han visto tus ojos.

Abrazos fríos
Camino al funeral
El adiós para siempre
El llanto honesto
El amigo.

1 comentarios:

Mara Santrich dijo...

Una cosa extraña llamada amistad, extraterrestre al fin y al cabo. Ahh!!! Ahora entiendo de donde nace todo. Con razón a Jesús lo llamamos amigo. 😳😊 👌