El duro pesar

Y la historia va, con o sin sonrisa. Con o sin personas, sin amigos, sin dinero, sin aliento.Ella va hacia su final.

Llego el duro pesar. llanto, lagrimas, es una dura vida.

La vida cambio, y el corazón allí tan valiente como siempre. Creo que hoy llegue a donde debía. A estar en la punta del huracán, Ben. Es curioso, los halagos van acompañados de los aplausos, y las derrotas de grandes silencios como aquella tristeza. 

Todo inicio en enero, desde entonces no me he sacudido del todo. pensándolo bien, sé que nada ha terminado. he pretendido dar un respiro, pero que va, no hay forma de hacerlo. una vez iniciado el huracán, Ben, no hay algo que lo detenga. No he conocido alguien con tanto valor, fuerza, coraje, que termine una tormenta que ya inicio.

¿Quién descansa cuando está en las alturas de la guerra? 
¿Quién hace siesta cuando lo golpean?

He dado vueltas mientras el frío cubre mi espalda. la necesidad se ha hecho fuerte, y cada uno la vive intensa, pasiva, o intermedia. nadie podria aguantar el frío que soporto yo, aun si alguno decidiera acompañarme en la tormenta a mi lado, aun así los dos soportamos el mismo frió, pero no de la misma manera. hay ciertos latidos que parecen tragedia, que llevan al suelo. entonces, ¿que estoy haciendo? No lo sé. Entonces, a veces la vida no tiene sentido. La guerra por sobrevivir, el dolor por permanecer, el sufrimiento, el amor . .. 

Me di cuenta de que una gran parte de personas nacen huérfanos por dentro. uno se da cuenta de que las grietas pueden seguir sin reparo alguno. Alguien por accidente te empuja al precipicio. Queda uno quebrado del alma. Y cada detalle sale al aire cuando uno va por esta parte de la historia. cuando uno se da cuenta de que se esta perdiendo, uno lo siente, pero no lo dice. uno lo calla. La gente no escucha este tipo de historia. ¿Los amigos? a veces son palabras de alientos.

¿Quién podria entender tales pensamientos?

Lagrimas de los santos. muchos estamos viviendo cosas que no pensamos vivir, pero las vivimos. últimamente, hay mucho santo suelto. no dan oportunidad a que los pecadores extiendan sus sucias manos. Alguien esta leyendo esto que he escrito, alguien lee mi vida, y no pone caras, no se va, no se marcha, simplemente está cuando en estos momentos, no estoy para mi.

¿Quién llevara el hermano a casa?

Continuara.

1 comentarios:

Yo Soy Escribidor dijo...

Te leo y me puedo descifrar en cada frase. Saludos.