Caminamos heridos

Otra vez oscuridad y en el fondo de ustedes no hay cortesía
El viento mueve la cama y tengo un adiós pendiente en el escritorio del alma.

La pena duele, y desespera, mientras el barco parte
Descansan las manos sobre las sabanas
y hay un montón de personas con nombres que debo borrar.

Sigue lloviendo
No imagino lo que se va
Porque en casa no estaré.
Así me tropecé,
Así me conocí.

Luna sale, luna pasea por su universo
¡Ay De nosotros con la brisa y mucho sentimiento
Que contemplamos, que observamos
Gota a gota sin querer para estas soledades
Importando aquella ilusión que ya no es
Pero así son esas cosas que tiene la vida

Caminamos heridos
Clamamos dolor
Nos sujetamos fuerte ante la tragedia.
Sobrevivir solos y lejos de quién hace daño
Mientras alguien nace con alguna esperanza

Escribo al dolor porque no disminuye más
Escribo al que ya no tiene más nada que perder
Escribo al que le vale seguir su tristeza
Escribo al que es el más peligroso estando solo
Escribo al que no mojara su cama porque esta solo
Escribo al que traiciono las reglas para ser el
Escribo al que no cree en las notas, ni en las guías
Escribo al que conoce su destino y no tiene necesidad de escuchar más voces
Escribo al que vence su corazón y ama la rebeldía con causa
Escribo al que tiene una muerte segura y vive sus últimos días.

La vida real se empeña en suprimir todo rastro de ilusiones
La costumbre de los minutos destruye cada farol encendido
La idea de seguir adelante porque si, no es muy objetiva.
¿Porque, para que vivir momentáneamente, mejor morir para siempre?.


0 comentarios: