5:43 de la tarde


vivimos en la misma ciudad, nos gusta montarnos en el mismo sistema de trasporte, tenemos un deporte que nos encanta. Caminamos y nos tropezamos en los mismos lugares los mismos días. Pasamos horas pero no siempre andamos juntos. 

El sol y la luna es la misma para ella y para mi, las nubes y los pajaritos llegan a ser diferentes y aunque charlamos, nos reímos y seguimos en el mismo lugar tan frecuente, no significa que seamos amigos, como me dijo ayer cuando mire mi reloj que daban las 5:43 de la tarde, pero la quiero.

0 comentarios: