Muerte Para Vivir (Segunda Parte)


¿Alguna vez te han llorado en vida?
Quizás, sólo que no he sabido quién. Quizás, sí lo han hecho no ha sido delante de mi. Pero la pregunta está allí. .
¿Alguna vez te han llorado en vida?
¿Que dirías sí muero, ahora?
Llorar . .                                         
Reunirme con Dios y agradecerle por la persona en la que se reflejó y que de una u otra manera me mostró que se puede avanzar, que se puede construir y que la amistad es uno de los impulsos de Dios para que crezca y yo crecí. . .Envidiarte y añorar vernos en las bodas...

Lo que acaban de leer, es un fragmento de una conversación entre ella y yo. Una conversación que no fue como las tantas otras. Una conversación que lo dice todo. Una conversación que habla de la realidad que todos tenemos: " La Muerte". Una realidad que nos llega, o llegará.

esa noche, llegué a mi iglú. Me había pasado una gran parte del día pensando en ella. ese día vi correr mi insistencia hablándole a Dios de ella, y aunque lo hago con alguna regularidad, esa vez fue algo inusual, fue muy precisa, más desesperante, como cuando el corazón habla por si solo. la verdad, es que no tengo un año de estarla conociendo, y me estaba dando en el alma,
¿Fue bueno que me conocieras?
Me preguntó un día. 
Cuando conoces a alguien debemos asegurarnos de dar lo mejor. procura, no esa palabra no me gusta mucho, trata, intenta, haz todo lo imposible para que esa persona que estas conociendo sea mucho mejor de lo que es, y logra retarla, animarla; entonces allí habrás dado una gota a una flor. 
no es conocer para pasar ratos de vida, no es gastar un instante mas con alguien que nos cae bien, que pasamos bien, que se identifica en algo con nosotros, o porque hace parte de nuestros grupos sociales. 
"Distingue y conoce, para conocer se necesita tiempo y para pasar tiempo necesitas Querer".

Dos noches atrás, una lágrima se había escapado. Había llorado por la Amiga que estaba mal y que quizás podría cerrar sus ojitos. La amistad es amistad. La amistad lo dice todo, aunque muchos ya le han cambiado el significado, muchos han distorcionado vagamente su identidad, su figura, su color, su sabor, su paisaje, que hasta cualquiera que tenemos al lado, le decimos Amigo. Esa noche entendí Quién era ella .Había tardado unos meses en tener esa respuesta, hasta ese momento. Esa noche vi como llevaron a mi corazón hasta la profundidad del mar. Esa noche me asegure de querer, esa noche lloré en vida.

Quizás un error en una medicina, en un descuidó en la inyección, puede ser fatal. la pregunta me la había hecho  ¿Que dirías sí muero ahora? Quedé mudo, luego reacione.
siempre hemos sabido que vamos a morir, pero poco nos preparamos para morir. Pasamos y Mentimos, dejamos, lastimamos, nos divertimos, seguimos nuestra corriente, y olvidamos, hacemos lo posible por andar bien y buscar la felicidad, pero cuando muere ese que es . . Amigo, mamá, alguien ¿Que dolor, que pena? entonces.. hubiera compartido. entonces hubiera dicho. entonces quizás, ya es tarde.

Ella no ha muerto, ella sigue respirando, dando la lucha a cada segundo y la pelea en cada combate. He necesitado entender que un día de estos no estará, y que también no estará jamás. Es duro asimilar esto cuando quieres. Es algo sentimentalmente hablando "fuerte", pero cada vez que nos despedimos de una charla, nos despedimos como sí fuera la última vez. Allí he aprendido a valorar tanto la Amistad, y el tiempo.

Leer es bueno, tomarlo para uno? Estoy aprendiendo a  vivir con la "Independencia" esa palabra que es otro mundo, una dimensión alta que nuestra vista y que es el final de está historia. Es el significado de mi amistad con ella. es el coraje suficiente para aprender a vivir sólo y querer ver a Dios en todo su esplendor. Es ver a Dios como una dependencia obligatoriamente necesaria y eso se consigue con tiempo y dedicación, dos cosas nada fáciles.

Muerte para vivir.  Viendo la muerte como la verdadera libertad que nos llevará a una eterna Gloria".  


2 comentarios:

Mara Santrich dijo...

...Este escrito lo llevaré a la eternidad...

Mara Santrich dijo...

...Este escrito lo llevaré a la eternidad...