El Arroyo De Besor

Cuesta mucho estar de pie, cuesta más de lo que las palabras y mis letras puedan decir, cuesta demasiado. Cuesta sobrevivir a lo irresistible. Cuesta hacer cada tarea que no acaba nunca. Sostener la pesada carga de la vida es agotadora, porque cada día suele ser un absurdo donde debemos dar más, perdonar mas, tolerar más, esperar más hasta que la carga no se aguanta más, y es donde literalmente” uno se cae”, donde no hay mas para dar, donde las fuerzas ya no existen en la mente, donde se está demasiado cansado como para querer pensar, como para poder soñar una vez más, para creer en las esperanzas de colores, en el abrazo de un padre, en el placer de la amistad, en el amor de una princesa y todo se va volviendo normal, se vuelve un costumbre de que todo sale muy mal, que el zapato se cae, que la familia se desarma, que el corazón se enreda, que el trabajo estresa, que las relaciones apuran y todo se vuelve una guerra, un caos tamaño mundo.

En estos cansancios, podría volver a mi adicción a la Coca-Cola por un momento. Podría caminar bajo la lluvia de la depresión y seria quizás algo normal. Podría, porque no, darme ciertas libertades y liberarme en este caos. Podría tirarme a la cama y decir que no quiero más seguir, que estoy demasiado cansado, que no doy un centímetro más para caminar. Podría quitar mis zapatos y refrescarme con el agua, mojar mi rostro. Podre estirar mis piernas y recostar mi cuerpo y descansar. Podría dejar de un alado la vida para descansar. Para poder así recuperar las fuerzas perdidas y en otro tiempo volver a la agotadora lucha del día a día.

¿Cuán cansado puede estar uno para abandonar el rescate de uno mismo, de la familia, de la princesa, de los amigos, de la libertad y de los sueños?Abatido, golpeado, herido, deprimido, maltado, sin resolución a poder continuar en la vida, con la fatiga mental, con las fuerzas por el piso ,con el desaliento en la mano, y el corazón rechazado, cualquiera que fuera la razón, ¿Qué hacer?¿Adonde ir con este cansancio si no puedo continuar en la vida de este modo?

La gente suele escurrirse ante los desastres, los amigos pueden volverse invisibles, la iglesia puede perder el contacto con la realidad de sus soldados, los lideres pueden estar tan ocupados como para lidiar con los cansados y los sistemas de ayuda, quizás no son ayuda en estos momentos , cuando nadie ayuda, cuando nadie esta ¿Qué se hace? ¿A dónde se va?,

Respuesta: “El Arroyo de besor”.
El arroyo de Besor bendice el descanso, da alivio a los muchos cansados ¿Cuántos cansados habrá hoy en el arroyo de besor?
Está bien estar cansado y descansar, está bien estar deprimido y estar sin aliento para continuar. Cuando se está en el arroyo de besor, no se puede peliar por los sueños, pero hay unos David, unos Elías, José, Job, unas Esther, y marías y, hay un Jesús, que va a donde nosotros no podemos ir, que pelea cuando nosotros no podemos peliar,que no se enojan cuando nos desalentamos. Ellos se alistan y se ponen el armamento, van y corren, y bajan ante el enemigo y libran una de tus batallas, mientras descansas, ellos luchan hasta morir mientras nos recuperamos. Ellos libran con la muerte mientras nosotros miramos la vida. Ellos llegan con la victoria en la mano, cuando nosotros nos curan las herida.,¿ puedes entenderlo? el arroyo de besor es un gran lugar, pero ojo no podeis quedarte allí por siempre, el arroyo de besor es solo una clínica de recuperación, es una iglesia donde los soldados solo se van a recuperar.

Podríamos imaginar que si nos quedamos allí siempre? Cuando la familia está en la devastación, nosotros nos quedamos descansando. Mientras los amigos necesitaban un consejo nosotros estábamos descansando. Mientras la princesa pasa confusiones y es arrebatada por la duda nosotros nos quedamos descansando. Puedes imaginar cual sería la exclamación de tu familia, de tus amigos, de tu princesa?

“que hizo qué?
“que se quedo donde?
“que te mando a vos, porque él no podía?

Podríamos perder mucho, podríamos perder todo, si nos quedamos mucho tiempo allí. Hay unos que arriesgan todo mientras otros descansan. No juzgo al cansado, el arroyo de besor es un bendición a los cansados. Saca lo mejor de toda situación, descansa y seguí luchando esa es la gran historia del “Arroyo De Besor”, una de las tantas historias del Rey David (En 1 de Samuel 30)

“La salvación llega como el egipcio, una encantadora sorpresa en el sendero, no merecida”.

¿Quiénes son los fuertes para juzgar al cansado?



1 comentarios:

Van Martz dijo...

Sòlo puedo decir que fuè leido en el momento indicado. Gracias!!