Una niña llamda Esther

En estos dias se ha hecho dificl escribir. Se que el tiempo no marca diferencia entre vos y yo y que la poca gente que se queda en mi globo, se queda para caminar en la nieve, deslizarse sobre la avalancha, abrigarse en la lluvia congelada y en algunos momentos que es siempre :"Aprender a aprender". Desde el principio lograstes adaptarte a mi lenguaje "delirio oxigenado" que poca gente lo hace. 

Escribir por escribir es como vivir sin morir, es amar sin dar y no sufrir, ni padecer. Ayer te pense y mucho mas en la noche .Quizas no lo sabes pero te lo voy a recordar y ojala que te agrade este globo,que ojala te quedes por mucho tiempo, aun en medio de muchas cosas que no son agradables. Que sencillo es querer a "Esther" una mujercita tierna, de dulce voz, y de una risa sencilla pero que sos ojitos esconden mensajes que debes decifrar, que cambia la pausa de su dia por niños como yo, por eso espero que recuerdes esto que lees y aunque llegue el dia en que no estemos ni el uno ni el otro recuerda que ya no te podras ir, y apesar que estos dias estamos muy enrredados en algunos lios que hacen que los dias se vuelvan noche, y que la plabara "Amor" se nos confunde con las emociones aun asi podemos decir que tenemos un gran papa.

No tengo que gastarme el tiempo en mi globo para darme cuenta la clase de mujercita que sos. No tengo necesidad de que llegue la lluvia congelada para darme cuenta que vos ya tenes tu gorrito puesto y tus zapaticos listos para seguir el camino. Los pies se me cansan de caminar en la nieve y los ojitos se me pierden en la noche fria. Las uñas estan mas largas que ayer y aun tu voz no cambia con mis delirios. El gel ya se me agota y tu me preguntas de aquello que quiero responder. te sientas, hablas, te miro y ries. Mi estomago enfurece del frio y tu tienes abrigo en el corazon. Hablas de tu historia me robas"mi acto de locura" y pones a mucho honor el nombresito que te di en mi globo :"Esther".La sombra del amor ronda y el miedo no se cordina, la estupides de las emociones es altamente peligrosa y aveces gritas mientras yo escribo, pero en estos dias ni vos , ni yo entendemos nada. Discutimos, me llamas, me tiras nieve y yo anhelo quitarte el gorrito, pero aun en estas distancias ahi seguimos.

Pronto he de caminar cientos de kilometros para llegar a tu iglu y alli pagaras todas las tardes de la fria banca y las noches de las escaleritas del viento, por ahora solo te dejo un te quiero en letras mi Esther.

0 comentarios: